Todo es más barato gracias a internet

la-vanguardia-logo
Septiembre de 2018, artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia

¿Cuándo es más barato comprar off-line que on-line?

 

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo “Todo es más barato gracias a Internet” en la web de La Vanguardia, o leer la transcripción a continuación:

 

¿Eres de los que va a las tiendas a mirar, haces una foto del producto, o apuntas la referencia, y luego te vas a casa y lo compras por internet? Pues vigila porque quizá sea un mito que “todo es más barato en internet”.

Lo que sí es cierto es que todo es más barato GRACIAS a internet.

En vídeos anteriores hemos desmontado el mito que las compras online siempre tengan que ser más baratas. Pueden serlo, sí… o puede que no: al fin y al cabo, internet nos puede ofrecer una más variedad de productos, más información, más comodidad, más configuraciones, y un abanico de muchos otros máses.

En determinados productos puede que esto nos suponer un precio más barato, pero en otras ocasiones puede que el precio sea el mismo, o incluso que el servicio que se ofrece lleve a que el precio sea más caro.

Sin embargo, según un estudio de Kleiner Perkings sobre tendencias en internet, que ha analizado la evolución de los precios de los productos en los últimos 40 años, se ha detectado que en la mayoría de productos que pasan a venderse online, se produce una disminución de los precios… tanto de estos productos en internet, pero también en tienda!

Este gráfico muestra la evolución durante los últimos dos años de productos de consumo. Si en promedio los productos que puedes comprar por internet han caído un 3%, los mismos productos han bajado también un 1% en tienda.

El estudio analiza el IPC, o Índice de Precios al Consumo de Estados Unidos, y lo compara con el IPD, o Índice de Precios Digitales, en un amplio abanico de categorías:

El estudio desvela que en los últimos 12 meses el precio de los juguetes se ha bajado… pero ha bajado 5 puntos más en tienda que en internet! Muchas otras categorías en cambio han bajado más el precio online que en físico, por ejemplo los pequeños electrodomésticos, los muebles, los ordenadores, o los televisores.

Los motivos tanto pueden deberse a un incremento de la competencia como a una mejora en la eficiencia de costes, pero esto ya podemos analizarlo a fondo en otro momento.

Hablando de cosas baratas en internet… cuidado porque a veces el precio gratis de ciertos servicios online puede liarla: si escribes 17 veces “dog” en google translate y pides la traducción desde Maorí, la traducción te indica que quedan 3 minutos para el fin de de los tiempos y el regreso de Jesús.

Cuidado no te lo creas y te gastes todo tu dinero en compras online…

 

Os veo la semana que viene.