logo

¿Quién te has creído que eres?

Cabecera-El_Periódico_de_Catalunya_newspaper

El Periódico de Catalunya
¿Quién te has creído que eres?
July 2015

 

innovation ¿Quién te has creído que eres? ¿Y quién crees que son los demás? ¿Pero qué diablos estás haciendo? Ah, vale, que estás esperando. Ya. Una cosita, ¿Por qué? Quizá mejor, ¿por quién? O ¿por cuánto? Llega el verano. Tictac. El tiempo corre. No son ellos, eres tú. ¿No es momento de invertir? Primero porque no se podía. Ahora porque no toca. Entonces, ¿cuándo? Aquí y ahora. Es lo que tienes. Porque esto va en serio. Hablamos del futuro. Está pasando. Con o sin ti. O peor, contra ti. Ya agosta. Aprovecha las vacaciones para decidir cuándo. Porque eso es lo relevante. Nada más. Nada menos. Radical. Así, pum. Pero no tardes. Cautela, criterio. ¡Bah! Ya nos sabemos la teoría. Cambia el diccionario. Usa otras palabras como urgencia, velocidad, coraje, carácter, visión. Asustan, incluso duelen. De hecho, duelen por dentro y por fuera, tanto que con solo pensarlo te tiran los puntos hasta de las costuras de la chaqueta. Vértigo, emoción, nervios. ¿Qué vale alcanzar un sueño? La pregunta no es qué haces, ni el cómo, sino el porqué. Y por eso otra vez, ¿quién te has creído que eres? Porque lo nuevo ya ha muerto. Incluso lo último llega tarde. Así que hazte un favor, ponte manos a la obra porque más bien parece que te quitas manos a la obra. Un dato, Apple en el 2012 gastó 3.400 millones en ello. De su categoría, es de los que menos invierten. De hecho, por eso es un mal ejemplo. Ya lo sé. Siempre estamos igual, utilizando grandes empresas como referente. Pero me vale, me vale para compararlo con España entera. Porque de nuestro PIB dedicamos un modesto 1,24%, en el 2013 o lo que es lo mismo 13.000 millones. Es decir, solo cuatro veces más que una sola empresa, una que no lo hace especialmente bien. Así que algo habrá que pensar, digo yo, pe ro pensemos poco por favor. Porque lo podemos hacer mejor. Estas líneas son solo eso, una columna más, dentro de un diario más, de un día más. Un mes más, un año más. Es decir, una oportunidad perdida más. Quien se fue a Sevilla perdió su silla. Y así nos luce el pelo. Pues yo quiero ir a Sevilla. Con suerte este texto será un leve impacto visual en el lector, algo efímero, minúsculo, incluso ínfmo. Aunque a mí lo que me gustaría de verdad, es que hirieran el ojo o, mejor, que hicieran sangrar el alma. Que se volviera algo insufrible, incómodo, seguro, cierto, movilizando las conciencias y también los bolsillos de todos para avanzar. Ojalá mis letras, pequeñas, nos pudieran coger por las solapas, fuerte, y nos empujaran hacia donde tenemos que ir como sociedad. Al límite. Es el final del camino andado hasta hoy. Primera estación de un viaje que podríamos llamar ilusión, quizá mañana. Para respetarnos un poco. Es hora, día, mes y año. Bastan 10 caracteres, pero qué bien nos vendrían: innovación. Y es que también nos podemos hacer la misma pregunta, aunque ahora vista desde el otro lado: ¿quién te has creído que eres? Imagen: Forbes

Leave a Reply

captcha *