¿Por qué le damos todo el poder a Google?

la-vanguardia-logo
Mayo de 2018, artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia

Los 4 tecnores: Google sabe lo que buscas antes que tú


Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo “¿Por qué le damos todo el poder a Google?” en la web de La Vanguardia, o leer la transcripción a continuación:

 

Como os adelanté en el episodio piloto de Los 4 Tecnores, en las próximas cuatro semanas vamos a ‘despedazar’ (en el buen sentido de la palabra: dividir en partes para poder analizar con más precisión) a los cuatro gigantes que controlan nuestro universo tecnológico. Una serie con tanta tensión, tantos malos y tantas conductas poco edificantes, que Los Soprano os parecerá La Casa de la Pradera, comparado con esto.

Hoy vamos a hablar de Google. Google se ha convertido en nuestro nuevo oráculo, una especie de semidios. Ese ser donde ponemos toda nuestra confianza y le preguntamos por nuestras necesidades más inmediatas y por nuestros anhelos más profundos.

Google lo sabe casi todo sobre ti, porque se lo has dicho tú. Y se lo dices todo el rato: más de un 90% de las búsquedas se hacen con Google. Un 90%.

Imaginaos qué estaríamos diciendo si, por ejemplo, El Corte Inglés fuera el dueño del 90% de las tiendas españolas o Repsol controlara el 90% de las gasolineras.

Pero cuidado, porque Google ya no es solo un buscador. También domina el mercado del correo electrónico con Gmail (ha conseguido que otras direcciones se consideren viejunas), casi es el dios de los Mapas. ¿Los vídeos? Hay alternativas… pero hasta una de las profesiones de futuro toma el nombre de “youtubers”. Y por supuesto, domina de forma absoluta también el mercado mundial de los móviles, con el 85% de cuota que tiene Android. Esta gente no gana los partidos por la mínima, go-le-a.

Existen regulaciones, pero… el comité antitrust de la Unión Europea les multó el año pasado con 2400 millones de euros por manipular los resultados de búsqueda a favor de sus propios servicios de venta online, Google Shopping. Según la sentencia: ‘Google impide a otras compañías competir e innovar’. La multa es enorme. Para ti o para mí. Para Google, que ganó más de 85000 millones el año pasado, es como pagar una multa por pasarte el tiempo que habías puesto en tu ticket de parking. Y, claro, mucho caso no le hacen: el 99,6% de los PLA (product listing ad) en Reino Unido siguen siendo ‘by Google’.

Cuando buscas, Google controla todo el proceso, con un volumen increíble: unos 3500 millones de preguntas al día. Como resultado, los ingresos por publicidad de Google son mayores que los de CUALQUIER mercado del mundo excepto USA. 

Google nos da tanto, que se ha vuelto tan necesario como el agua que bebemos. Esperemos que no les dé por montar Google Water y nos quedemos sin Font Vella, Lanjarón, Solán de Cabras y demás marcas proveedoras del líquido inodoro, insípido y fundamental.

¿Qué opináis que deberíamos hacer? Tiene demasiado poder Google (con su buscador, su youtube, su maps, su Gmail, su Android) o sigue siendo guay?

Os invito a votar… en la encuesta de Youtube. Ups.

Hablando de fundamental… seguramente llevaréis milenios preguntándoos por qué las pelotas de golf tienen esos agujeros. No hace falta que recurráis al oráculo, ya os lo digo yo: los hoyos hacen que el flujo del aire a través de la superficie pase de laminar a turbulento y, por tanto, se acumule detrás de la esfera. En cristiano: así la bola llega más lejos.

Nos vemos la semana que viene con otro capítulo de Los 4 Tecnores.