logo

Lo sé todo de ti

Cabecera-El_Periódico_de_Catalunya_newspaper

 

 

 

El Periodico de Catalunya
Lo sé todo de ti
Noviembre 2012

¿Cuánto tiempo ha dedicado usted a responder los miles de correos que le llegan al año? ¿O en los últimos 10? ¿O en qué momento acostumbra a preparar los informes? Un ciudadano “corriente” llamado Stephen Wolfram acaba de publicar veintidós años de datos (¡22 años!) en relación con su actividad profesional: cantidad de mails enviados, hora de envíos, número y duración de las reuniones….

¿Y si elevamos el análisis un poco, y pasamos de una sola persona a tomar una muestra representativa de todo el planeta? Desde finales de septiembre de este año una aplicación para el móvil permite medir los recorridos diarios, temas relacionados con su actividad sexual, el sueño y los deseos, entre otros aspectos de nuestra cotidianeidad. Hasta el momento se han apuntado a la novedad más de un millón de personas.

La información personal seguirá aumentando gracias a los smartphones (como el Iphone por ejemplo) y en la medida que se vayan creando más aplicaciones relacionadas con la medición de nuestras actividades: deportivas, sociales, profesionales, sanitarias…

Todo esto representa un cambios. Por ejemplo, la intimidad: El CV de una persona antes era una herramienta privada que, en general, no debía circular sin control. Hoy en día, 100 millones de personas publican su perfil profesional en plataformas como Linkedin donde uno de los criterios más relevantes es el número de personas que lo ha visto en los últimos días. Es cierto que en estos casos la decisión de si queremos ser vistos o no es nuestra pero sin duda estamos recorriendo un camino muy largo en un espacio de tiempo muy corto.

Otro cambio: Progreso personal. No cabe duda de que esta información, bien canalizada, puede llevarnos a una posible mejora como individuos. Con las herramientas que realizan mediciones de nuestros rendimiento (recorridos, tiempos, pulsaciones de corazón, horas de sueño,…) podemos entender tendencias y establecer objetivos de perfeccionamiento, lo que puede ser un cambio positivo. Sin embargo, para que esto suceda con anterioridad a dichas mediciones hemos de trazar un plan respecto a qué queremos medir exactamente y cuáles son las mejoras concretas que perseguimos.

También podemos cambiar como sociedad. Con el análisis de datos de manera global podemos impulsar cambios para evitar aglomeraciones en una calle por ejemplo o comprender mejor el impacto de determinados tratamientos médicos en todo el planeta, lo que puede contribuir a curar mejor en el futuro.

La pregunta final sería: ¿Toda esta inmensa capacidad de conocer datos, de saber tanto los unos de los otros, nos llevará a una superación personal y por tanto a ir conformando un mundo mejor, o se limitará a ser un mero alarde de virtuosismo tecnológico?

Leave a Reply

captcha *