logo

¿Es oro todo lo que reluce?

Cabecera-El_Periódico_de_Catalunya_newspaper

El Periodico
¿Es oro todo lo que reluce?
Diciembre 2014

 

Gold-Nuggest

“Soy adicta. Me compro toda la ropa on-line desde que existe la App de esta empresa. La única manera de controlar un poco el impulso es no haber introducido por defecto la tarjeta de crédito en el sistema de tal manera que si quiero comprar debo hacerlo cada vez. Pero es genial, me lo mandan a casa o lo paso a buscar sin hacer colas. Conozco mi talla de la marca y es sencillo comprar”.

Estas son las confesiones que una compradora on-line le hacía, con una sonrisa de satisfacción a quien firma este artículo. Su ticket de compra anual había crecido gracias a introducir el canal on-line en formato móvil (no confundamos web con internet, internet es la autopista, la web es un carril de esta autopista, pero hay más carriles, como por ejemplo las apps).
¿Podemos pensar entonces que en el ecommerce es oro todo lo que reluce? El comercio electrónico según la CMT, que realiza un informe regularmente desde hace años, dimensiona el sector en unos 12700 millones de euros para el 2013. Se trata de los datos más recientes que existen teniendo en cuenta las transacciones realizadas con tarjeta de crédito, quedando fuera del estudio otros medios de pago, tanto nativos on-line, por ejemplo paypal, como los tradicionales,  por ejemplo contra reembolso. Los crecimientos contra el año anterior son de doble dígito desde el 2005 hasta hoy sin excepción, algo meritorio si tenemos en cuenta la profunda crisis que ha habido.

Las transacciones on-line han sido de unos 190 millones en el 2013, lo que nos da un ticket medio de unos 66 euros. Casi la mitad de estas ventas se han realizado en España y la otra mitad desde España hacia fuera (¡¡la mitad!!), la mayor parte a la Unión Europea quedando tan solo un porcentaje pequeño de las ventas realizadas desde fuera de España hacia aquí. Es decir, nos compran poco desde fuera y compramos mucho hacia fuera.

Existe un debate desde hace tiempo respecto al hecho de si el comercio electrónico sustituirá al comercio físico. Yo soy de la opinión que no. Será un complemento necesario y uno y otro convivirán estupendamente bien.

Es interesante constatar como incluso las tiendas que eran puramente on-line han comenzado a tener su representación en el mundo físico. Por ejemplo, hace poco en Toronto vi en la calle una oficina de cambio de bitcoin, en la que te ofrecían dólares por unidades de la moneda virtual. Otro caso, Redcoon, que tiene grandes marcas de electrodomésticos a precios competitivos ha acabado por abrir un show room a la calle en el que mostrar sus productos. Y digo “mostrar” porque en este lugar no compras sino que puedes conocer los productos y experimentar con ellos pero no adquirirlos; por lo tanto vemos como surgen nuevas formas de transaccionar. Y también es importante destacar  como que el viaje lo están haciendo tanto los del off-line al on-line como viceversa.
Por lo tanto, crecimientos fuertes, balanza descompensada, nuevas formas de transaccionar conforman un escenario en el que quizás no es oro todo lo que reluce …pero, la verdad, brilla bastante.

También publicado em El Periodico de Aragón (ver publicación aqui)

Imagen: Gold nugget de Shutterstock

Leave a Reply

captcha *