logo

En el futuro no nos tendremos que preocupar de hacer la compra

la-vanguardia-logo

Abril de 2017, artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia

 

En el futuro no nos tendremos que preocupar de hacer la compra

Cada vez hay más personas que se conectan a Internet y acceden a un supermercado online para realizar la compra de la semana o del mes

Cada vez más y más gente compra online en vez de ir al supermercado. O mejor dicho, vamos al supermercado y compramos online. Una cosa no quita la otra. Como en tantos aspectos, la disrupción digital entra en nuestra vida y ocupa un espacio.

En cuanto a los supermercados… es cierto que hay productos que nos gusta ver, tocar… incluso hay gente (no sé yo, pero “algunos” lo dicen) que le gusta pasear por la tienda, e inspirarse para decidir qué van a preparar. Pero por otro lado, muchísimos de los productos que compramos son los sospechosos habituales: compramos sobre una lista ya preparada. Y es en este punto en el que los supers online ya han encontrado su nicho: las listas preconfiguradas.

¿Acaso decidimos en el último minuto qué papel higiénico comprar, qué agua, o qué refrescos? Muchas de las compras son “lo de siempre”, y simplemente recargamos. Y es en este punto en el que poco a poco vamos a ir dejando de ir a comprar, para que sea la compra la que venga. Es más, no vamos ni a comprar, automáticamente la compra se va a hacer sola (sea de forma regular, por nevera conectada, botón Amazon Dash, o cualquier otro).

Puedes ver arriba el vídeo sobre el supermercado-al-que-no-hay-que-ir y aprender mucho más sobre el tema, o leer la noticia completa en una nueva edición del No lo Veas, de La Vanguardia.

Os veo la semana que viene.

Formado en la Escuela Suiza (habla 4 idiomas), Pablo Foncillas licenciado en derecho y MBA del IESE Business School. Actualmente es miembro del claustro del IESE en el departamento comercial. Compagina su vida en el entorno académico y como conferenciante junto con roles directivos y de consultoría en varias industrias desde los años 90. ¿Hablamos? Clica aquí para contactarme por correo electrónico