logo

Empresas 3 estrellas Michelin

Cabecera-El_Periódico_de_Catalunya - ¿Sobrado de algo? ¿de ti? analízate bien
Mayo de 2017, artículo publicado originalmente en El Periódico de Catalunya

 

Empresas 3 estrellas Michelin

Es él. Ferran solo hay uno. La semana pasada entrevisté a Adrià y me lo pasé bestial hablando de innovación. Fue en el marco de un acto organizado por una empresa de telecomunicaciones líder en el mercado de habla hispana pero cuyo nombre no puedo decir (es Telefónica, shhhh, que no se entere nadie), de la que el famoso cocinero es embajador global de la marca. Las ideas se amontonaron en los 45 minutos que estuvimos charlando frente a unos 300 directivos de empresas muy conocidas.

La cosa sucedió como sigue: A mi pregunta de arranque, su primera reacción fue ignorarla por completo (“empezamos bien”, pensé, pero es que realmente empezamos bien). Comenzó hablando de como su profesión, la de restaurador, consiste en gestionar el caos. Reflexionó sobre lo poco preparadas que están las empresas para gestionar el caos. Del caos, pasó de forma atropellada y con su peculiar concatenación de ideas a explicar que él colaboraba habitualmente con grandes corporaciones y que le llamaba poderosamente la atención ver como generalmente se reunían con él para hablar de innovación departamentos concretos pero no representantes de todas las áreas, cuando la innovación para él es una especie de “sistema”, con representantes de disciplinas muy diversas. Eso lo vinculó con el proyecto de “el Bulli lab”, donde están tratando de auditar y decodificar el proceso creativo, con equipos de trabajo multidisciplinares (desde cocineros a ingenieros, historiadores y filósofos). Habló de “sapiens“, una metodología donde tratan, entre otros, de realizar una taxonomía de la alimentación, es decir, re-clasificar los alimentos de la forma menos viciada para poder retroceder en el tiempo, aislando las ideas pre-concebidas que tenemos hoy día respecto a lo que por ejemplo es un tomate (en otro artículo otro día les explicó su disertación respecto a lo que es y debería ser según Adrià ese manjar).

En este punto, alrededor del minuto 25, hizo un quiebro para comentar que a todos nos interesa la innovación pero que no hay un solo museo en el mundo de innovación. Explicó que en el bulli lab trabajan siempre con la idea de montar exposiciones que obliguen a explicar cómo funciona la innovación (a todo esto, yo no había hecho más que la pregunta inaugural debidamente ignorada, así que como entrevistador mi papel bordeaba la tragedia).

Explicó que había tenido la suerte de trabajar con universidades como el MIT o Harvard, donde daba clases, y ahí había observado como la innovación exige tiempo (en el IESE, el profesor Julián Villanueva escribió con la ayuda de Ferran hace ya años el caso el Bulli, tras un intenso trabajo de investigación para tratar de descubrir, entre otras cosas, cuáles eran las claves de innovación de un negocio como el suyo). Y se me acaba la columna. Qué pena, me quedaban otros 20 minutos de entrevista de empresas 3 estrellas Michelin.

Formado en la Escuela Suiza (habla 4 idiomas), Pablo Foncillas licenciado en derecho y MBA del IESE Business School. Actualmente es miembro del claustro del IESE en el departamento comercial. Compagina su vida en el entorno académico y como conferenciante junto con roles directivos y de consultoría en varias industrias desde los años 90. ¿Hablamos? Clica aquí para contactarme por correo electrónico